Congelan cuentas de Ayuntamiento de Santiago por deuda contratistas

0

SANTIAGO.-Un tribunal autorizó congelar una cuenta de la Alcaldía de Santiago, interpuesta por siete contratistas que reclaman el pago de la suma de 45 millones de pesos.

La decisión fue adoptada a raíz de una sentencia definitiva de la Suprema Corte de Justicia en favor de dichos contratistas y que el ayuntamiento se niega acatar. La cuenta retenida es la que permite que la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan) reembolse a la alcaldía por cobrar el servicio de basura.

Entre los favorecidos con la decisión judicial está el contratista Rafael Conrado Santos Jiménez, quien tenía varias obras a su cargo. Santos Jiménez construyó varias obras en la pasada gestión de Gilberto Serulle.

Claudio Marte, abogado de los siete demandantes dijo que tomaron la decisión de acudir a los tribunales, tras varios meses de dar un plazo al cabildo para que saldara la deuda y se acogiera la decisión tomada por la Suprema Corte de Justicia que falló en favor de los contratistas.

“Nosotros no quisimos llegar hasta este punto, pero el Ayuntamiento no nos dejaron otro camino que acudir a los tribunales nuevamente para que se haga realidad el pago de los contratistas”, dijo Marte.

Hasta el momento, la alcaldía de Santiago no ha emitido su parecer con relación a la decisión tomada por dicho tribunal y que podría afectar las finanzas del cabildo.

Desde el pasado mes de julio de este año, el ayuntamiento libró otra batalla que terminó en los tribunales con el enfrentamiento entre el alcalde Abel Martínez y el director general del Acueducto y Alcantarillado de Santiago, Silvio Durán por la negativa de ambas instituciones de pagar deudas atrasadas.

En respuesta por la denuncia interpuesta por la alcaldía, por la retención de 45 millones de pesos por cobro del servicio de basura, la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santiago decidió contrarrestar e interpuso una demanda formal de cobro de 185 millones al cabildo.

You might also like More from author