“El país que soñé”

0

En mi país no existe la violencia, el agua es limpia, el mar es libre de contaminación, las dos costas son utilizadas de una manera eficiente para pescar y poder disfrutar de sus encantos. Los minerales de nuestro país se explotan por el mismo gobierno no por los extranjeros y con el producto de esa explotación se enriquece el país.

Lo ideal sería que no sacaran los minerales, porque cuando saquen todas las riquezas quedará siendo un hueco, seco y sin el verde natural que nos llena los pulmones de paz y salud.

En todas las ciudades de mi país hay acueducto y las condiciones dignas de una ciudad, carreteras pavimentadas, escuelas espaciosas y con zonas verdes de recreación, para que los niños jueguen con lo natural. Los parques de esa ciudad se pueden disfrutar, son limpios y libres de contaminación.

Todas las personas tienen un techo donde vivir, porque el gobierno es tan honesto y competente, que todos tienen la posibilidad de tener una vivienda que se les otorga simplemente por ser ciudadano. En estas viviendas todos pagan sus cuotas con unos intereses de acuerdo con sus ingresos.

Los hospitales y centros de salud son totalmente dotados y los médicos son aquellos profesionales que merecen todo el respeto y consideración para ejercer su carrera. Los pacientes son atendidos con efectividad y a tiempo para evitar desenlaces tristes.

En mi país no hay EPS, funciona una salud pública y para todos de una excelente calidad, donde se atienden sin distingo de clases y de raza. Con la amabilidad y la prontitud que necesita un enfermo. Los pensionados son todos los que trabajaron y tienen una edad justa para retirarse. Los fondos de pensión privados no existen porque descapitalizan al fondo público.

En mi país las universidades públicas son las únicas existentes porque el gobierno las dotó para cubrir la demanda de los jóvenes que se gradúan y quieren acceder a estudios de calidad. En mi país las universidades son las mejores. En cada ciudad hay sedes completamente dotadas para que los estudiantes reciban una educación de calidad.

En mi país los cargos públicos no son politizados, todos pueden acceder a ellos por sus méritos. El trabajo digno es para todos y se optó por hacer doble jornada de trabajo para que todos pudieran laborar. Los horarios son de 6:00 am a 11:00 am y de 1:00 pm a 6:pm: son cinco horas de labor. Se cambia el funcionario por turnos y así todos tienen ingresos.

Los impuestos que pagamos se distribuyen de manera honesta y eficaz. Es un orgullo decirlo, todos somos honestos porque nos educaron para crecer y respetar lo que es del pueblo. Mi país es el mejor, contar todas las maravillas que suceden me es casi imposible. Somos muy felices.

 

Fuente: externa

You might also like More from author