Trabajadores extranjeros en RD se diversifican

0
Patria Reyes Rodríguez
Santo Domingo

Aunque no existen estadísticas que ofrezcan un dato concreto sobre el peso (positivo-negativo) de la mano de obra extranjera en el país, es evidente un aumento significativo de la misma en distintos sectores de la economía nacional.

De manera informal, en las calles se observan haitianos, venezolanos, peruanos y otros ciudadanos de Centro y Suramérica ofertando en el mercado distintos tipos de mercancías: agua y refresco en botella, empanadas,  jugos, arepa, maní, palomitas, maíz asado, coco de agua, plátano frito, helados, artículos tecnológicos, accesorios para mujeres y hombres, artículos artesanales, y otros.

Asimismo, en el comercio formal se puede ver a chinos, cubanos, españoles, italianos, peruanos, venezolanos, mexicanos y personas de otras nacionalidades, incursionando en distintos negocios, sobre todo, en restaurantes, importadoras, servicios tecnológicos, fotográficos, en el sector de servicios.

El incremento de los flujos migratorios desde Haití y los bajos salarios que se paga en el mercado laboral han propiciado que los trabajadores extranjeros se movilicen hacia otras áreas económicas más rentables, como el comercio ambulante informal, el transporte (motochonco, carros públicos), y los servicios.

En este año, fruto de la crisis política en Venezuela, cientos de inmigrantes de este país se han integrado a las calles a vender productos tipicos de su nación. Asimismo, se pueden encontrar en el transporte, haciendo servicio de taxi.

Para el 2012, la mano de obra de origen extranjero en el país representaba el 9.12% de la población ocupada total, o sea, eran 363,903 de 3,991,610 personas. De esta cifra, el 7.1% respondía a la nacionalidad haitiana (283,224 trabajadores), según los registros oficiales (Primera Encuesta Nacional de Inmigrantes en República Dominicana -ENI 2012-, cuyos alcances no llegan a contabilizar la mano de obra informal o con estatus irregular.

Según esta encuesta, la población ocupada de origen extranjero aportaba hace 5 años al país un 7.5% de valor agregado al producto interno bruto (PIB), de esto 5.4% correspondía a inmigrantes nacidos en Haití.

Aun cuando han sido la agricultura, la ganadería, la construcción y el comercio los sectores económicos donde se registra mayor presencia de mano de obra extranjera, en los últimos años se visualiza en las calles una diversificación de la misma, en sectores no tradicionales como el transporte,  turismo y ventas informales.

Datos de la ENI-2012 y del Banco Central estiman que la población de origen extranjero aportó el 7.5% (RD$161,560.8 millones) del valor agregado de la economía, mientras que la población nacida en Haití representó el 5.4% (RD$115,920.9 millones) del valor agregado de los bienes y servicios producidos en la economía dominicana.

Porcentaje de participación 
Según la última ENI, la participación de la población de origen extranjero en la economía dominicana es como sigue: en la agricultura y la ganadería (19.4%), en la explotación de minas y canteras (3.6%), en la industria manufacturera (4.6%), en electricidad, gas y agua (1.4%), en construcción (32.8%), en el comercio al por mayor y menor (7.4%), en Hoteles, bares y restaurantes (6.2%), en transporte y comunicaciones (3.8%), en intermediación financiera y seguros (7.8%), en administración pública y defensa (1.1%), y en otros servicios (5.1%). A pesar estas estadísticas, la percepción en la población es que en la economía nacional la mano de obra procedente de Haití, en áreas como la agricultura, la construcción y el comercio informal supera las cifras que maneja el sector oficial.

Fuente: https://www.listindiario.com/

You might also like More from author